| 27 de septiembre

La subestimación de los jóvenes

Por Francisco Quintana Estamos a favor de ampliar la base de derechos de los jóvenes, de otorgarles mayor participación en la vida institucional de nuestro país. Estamos, también, a favor de que los jóvenes se involucren en política, que participen, cuestionen y debatan. Más aún si tenemos presente que nuestra generación tiene el invalorable privilegio de haber crecido en democracia, lo que nos predispone a la búsqueda de consensos por sobre la profundización de los disensos.

 
Por Francisco Quintana
 
Estamos a favor de ampliar la base de derechos de los jóvenes, de otorgarles mayor participación en la vida institucional de nuestro país. Estamos, también, a favor de que los jóvenes se involucren en política, que participen, cuestionen y debatan. Más aún si tenemos presente que nuestra generación tiene el invalorable privilegio de haber crecido en democracia, lo que nos predispone a la búsqueda de consensos por sobre la profundización de los disensos. 
 
Sin embargo, una reforma electoral demanda un profundo debate que el oficialismo no parece dispuesto a propiciar. Se deberían convocar a todos los partidos políticos, a las organizaciones de la sociedad civil y, sobre todo, a los propios jóvenes. Además, habría que correr a la coyuntura para evitar especulaciones, consensuando que cualquier modificación al Código Electoral entre en vigencia luego del 2015. Por otro lado, debería considerarse la obligatoriedad del voto en caso de que prospere la propuesta del oficialismo. Así se evitaría el clientelismo y se respetaría lo consagrado en la Constitución Nacional, en donde se establece el voto universal, igual, secreto y obligatorio.
 
Precisamente, en cuanto a los involucrados, sería bueno tener en claro cuáles son sus principales demandas y preocupaciones. El acceso al empleo, a la vivienda propia o la información en materia de salud sexual y reproductiva parecerían prioridades. En consecuencia, la tarea impostergable es la de la discusión de una agenda generacional. Discutamos como disminuir la tasa de desempleo del 19% en menores de 24 años, la que cuadruplica a la tasa general. O como hacer para que ese 50% de nuestra generación que no está en la escuela secundaria vuelva al aula. Discutamos, en definitiva, cómo hacer para que este colectivo pueda desarrollar su propio proyecto de vida. 
 
En conclusión, detrás del discurso de un supuesto interés por los más jóvenes se esconde la intención de ampliar el padrón electoral ante una clara debilidad del oficialismo de cara a los próximos comicios. El kirchnerismo vuelve a intentar manipular a aquél que considera más vulnerable. Sin embargo, no debemos subestimar a los jóvenes de entre 16 y 18 años. Con su espíritu crítico, si tienen la oportunidad, darán que hablar.
 
Francisco Quintana es diputado de la Ciudad de Buenos Aires (PRO). 29 años.
Fuente: Parlamentario.com 
 
Comentá esta noticia
Más notas

| 29 de mayo

La Agencia Espacial de Estados Unidos (NASA) junto con autoridades estadounidenses han revelado preocupantes hallazgos sobre una anomalía magnética en crecimiento en el Atlántico Sur, denominada An ...

| 29 de mayo

Beneficiarios del Régimen Único de Pensiones Especiales (RUPE) fueron convocados este miércoles a las 10 hs por la presidente de la Comisión N° 5 de Salud, legisladora de FORJA, Myriam Martínez, ...