| 5 de junio

Diputados aprobó la Ley de Fertilización Asistida

El proyecto que garantiza el acceso integral a las técnicas de reproducción médicamente asistida fue apoyado por la mayoría de los bloques y reunió 204 votos, luego de permanecer trabado durante un año en el Senado. Los legisladores estimaron que una de cada seis parejas no puede tener hijos. Sólo uno votó en contra.

El proyecto que garantiza el acceso integral a las técnicas de reproducción médicamente asistida fue apoyado por la mayoría de los bloques y reunió 204 votos, luego de permanecer trabado durante un año en el Senado. Los legisladores estimaron que una de cada seis parejas no puede tener hijos. Sólo uno votó en contra.
La Cámara de Diputados de la Nación aprobó este miércoles el proyecto de ley que incorpora los tratamientos de Fertilización Asistida al Programa Médico Obligatorio (PMO), con el voto prácticamente unánime de las distintas bancadas y la celebración de organizaciones sociales que se hicieron presentes en los palcos. La iniciativa, que había sido “cajoneada” en el Senado casi un año, fue aprobada con 204 votos. El texto propone que obras sociales, empresas de medicina prepaga y el sistema de salud pública del país brinden cobertura de los tratamientos de fertilización.
La presidente de la Comisión de Salud, María Elena Chieno, justificó el proyecto diciendo que “hace años vemos cómo se da un proceso de gran inequidad. Aquellas que tienen recursos económicos tienen la posibilidad de pagar los tratamientos para tener un hijo, y otras familias, la mayoría, no lo pueden hacer”. 
Por su parte, la radical María Luisa Storani, una de las impulsoras de la  iniciativa, celebró la constancia de las organizaciones civiles de “soportar los cajoneos del proyecto”; mientras que desde GEN, Virginia Linares, agregó que “Gracias a la tenacidad, a la insistencia y la lucha de las organizaciones sociales hoy estamos acá”.
La diputada del Frente para la Victoria (FpV), Nancy Gonzalez, enfatizó que “(logramos vencer las barreras) de las corporaciones, que impedían y se negaban a que esta ley se apoyara. Su par, Silvina García Larraburu, consideró a su turno que el Parlamento “está reparando una deuda con todas las parejas que sufren infertilidad”. También, la santacruceña Ana María Ianni celebró que “Hoy les devolvemos la esperanza de poder engendrar un hijo”.
Desde el Pro, Silvia Majdalani fue la única en plantear objeciones al proyecto sancionado, al considerar que la mujer mayor de edad debe tener un diagnóstico de infertilidad para acceder a los tratamientos. “Esta ley posiblemente no cumpla mis expectativas ni las de mucha gente, pero lamentablemente no puedo ignorar los 20 años de lucha”, reconoció. Del macrismo, hubo abstenciones de Federico Pinedo, Paula Bertol, Gabriela Michetti, Cornelia Schmidt – Liermann, Jorge Triaca y Pablo Tonelli. También se abstuvieron los aliados del Pro, los mendocinos Omar de Marchi y Roberto Pradines, y el radical Rodolfo Fernández. El único voto en contra fue del sindicalista Julio Ledesma, de la Corriente de Pensamiento Federal.
En los palcos se dieron cita representantes de organizaciones de la sociedad civil,  como Abrazo por Dar Vida y la Federación Argentina de Gays, Bisexuales y Transexuales (FALGBT).
La flamante ley garantiza el acceso integral a los procedimientos médico – asistenciales de reproducción médicamente asistida. En el texto quedan comprendidas las técnicas de baja y alta complejidad, que incluyan o no la donación de gametos o embriones. Para esto, las obras sociales, las empresas de medicina prepaga y el sector público de salud, estarán obligados a incluir en el Programa Médico Obligatorio (PMO), los tratamientos de Fertilización Asistida y, en este sentido, los de diagnóstico, los medicamentos y las terapias de apoyo.
En el momento de llevar adelante estas prácticas, no podrá haber tampoco restricciones fundadas en la orientación sexual o el estado civil del demandante. Además, se creará un registro único en el que deben estar inscriptos todos los establecimientos sanitarios habilitados para realizar estas prácticas, así como también aquellos donde funcionen bancos receptores de gametos y embriones.
Como órgano de aplicación y contralor de la nueva Ley, el Ministerio de Salud tendrá la tarea de capacitar a los profesionales en la materia y la Nación tendrá un presupuesto para campañas de publicidad y concientización sobre el nuevo régimen, más allá de que su ejecución corresponderá a las provincias.
 
Comentá esta noticia
Más notas

| 4 de diciembre

En el marco de la Campaña de Concientización Vial Estrellas Amarillas que llevan adelante familiares de víctimas de tránsito, se repintaron estrellas amarillas ubicadas en distintos puntos de Ushu ...

| 4 de diciembre

El ministro de Desarrollo Humano, Marcelo Maciel, acompañó a la ministro Victoria Tolosa Paz en el último encuentro del año del Consejo Federal de Desarrollo Social (COFEDESO), en donde expuso su ...