| 13 de septiembre

Dejar la calle para ayudar con la naturaleza

Un proyecto de inclusión social ecológico conocido como Ecobolsas se está llevando a cabo en Coghlan. Personas en situación de calle fabrican bolsas de tela para poder salir de su situación y mejorar su calidad de vida, y a su vez ayuda a la naturaleza. Todo esto hecho con el apoyo de vecinos del barrio que coordinan. Su objetivo: conseguir un techo para que vivan todos juntos.

Un proyecto de inclusión social ecológico conocido como Ecobolsas se está llevando a cabo en Coghlan. Personas en situación de calle fabrican bolsas de tela para poder salir de su situación y mejorar su calidad de vida, y a su vez ayuda a la naturaleza. Todo esto hecho con el apoyo de vecinos del barrio que coordinan. Su objetivo: conseguir un techo para que vivan todos juntos.
“El proyecto arrancó en 2009, cuando trabajábamos en la olla popular de Barrancas de Belgrano. Vimos que el asistencialismo generaba dependencia, por lo que generamos un proyecto de trabajo donde la gente se sintiera mejor consigo misma”, cuenta Patricia Fränkel, creadora de Ecobolsas. Agrega que se empleó gente en situación de calle, quienes viven de las ventas de las bolsas, para que dejen de depender de limosnas y para que los chicos más chicos no siguieran ese modelo. “Buscamos que Ecobolsas sea un lugar de pertenencia además de un lugar de trabajo desarrollando un vínculo de confianza entre ellos y los coordinadores, tratamos de que los chicos que trabajan encuentren sus potencialidades y confíen en ellos mismos para salir adelante”, prosigue Fränkel.
Todos los jueves en el local “Scalabrini Ortiz” de Monroe y Holmberg está la gente de Ecobolsas. Pueden encontrarse vendiendo bolsas, fabricándolas, contando cuánto material queda o tomando mate. Todo, o casi todo, lo consiguen por donación: máquinas de coser viejas, telas, e incluso el lugar es prestado. “Nos lo ceden una vez por semana, pero vamos a pedir también los martes porque tenemos un pedido de 1000 bolsas y no llegamos sólo los jueves”, comenta Patricia. Antes, estuvieron en la estación de trenes de Coghlan al aire libre y tenían mesas y sillas prestadas por la biblioteca que funciona en el lugar.
“Los chicos disminuyeron el consumo de drogas porque saben que no tienen permitido venir borrachos o drogados a trabajar. Notamos que ellos necesitan tener un lugar bajo techo desde que empezaron a trabajar con continuidad”, señala Patricia. El grupo busca alquilar una casa para vivir todos juntos. Sin embargo, no reciben ayuda del Gobierno de la Ciudad o de Nación cuando necesitan psicólogos o trabajadores sociales para contener a la gente que trabaja. “La única ayuda que recibimos fue un premio que ganó la Asociación de Vecinos de Coghlan al presentar un proyecto ecológico y lo invirtió en nosotros. Si no tenés un trabajo integral con la familia de las personas en situación de calle se vuelve a repetir el motivo por el cual se van de sus casas, con momentos muy dramáticos para esas familias”, reclama la creadora del proyecto.
Las bolsas las venden en eventos, festivales ecológicos y festivales barriales en donde tienen su stand. “Hace poco estuvimos en Parque Patricios, en un festival que organizó la ONG Ambientate en una fábrica recuperada. También en el festival que la Asociación Japonesa hizo para navidad tuvimos un stand para vender las bolsas”, recordaba Patricia. El dinero de la venta se destina a pagar los sueldos de los trabajadores y la compra de materiales, decidido entre los integrantes de Ecobolsas. Docentes de la facultad de Diseño de la UBA los ayudaron a diseñar el logo y los modelos de bolsas. Pero se les hace difícil porque no hay gente en el emprendimiento o voluntarios que sean empresarios o tengan experiencia en ventas. Otra de las dificultades es el poder conseguir materiales para fabricarlas y profesionales para contener al grupo y mantenerlo unido en caso de que uno caiga en un bajón. Sin embargo, hubo personas que gracias a Ecobolsas pudieron recuperar su vida y conseguir un empleo o volver con sus familias.
El próximo paso es conseguir que a través de una ONG el emprendimiento pueda tener personería jurídica y emitir factura. Esperan aumentar la venta para que más gente en situación de calle se sume al proyecto y pueda recuperar su vida. O tener el trampolín para empezar de cero y rehacerse

Historias

Daniela vivió un año y medio en la calle, y hace tres que está en Ecobolsas. En este lugar encontró su lugar de pertenencia: “Aprendí muchas cosas que no conocía, como manejar un grupo. Me gusta lo que hago, no me deja el dinero que necesito pero no lo abandonaría porque me incluye. Estoy mejor, no estoy en la calle y ahora vivo con una amiga en Caballito”, cuenta. Ella tuvo muchos problemas para encontrar trabajo: “Piden muchos requisitos que no tenés. La pertenencia no es fácil porque los empleadores te explotan, te pagan mal y a destiempo e incluso no lo hacen”, denuncia indignada. “Dentro de poco me voy con mi amiga a trabajar a Perú. Me iría ahora, pero hay un pedido muy grande y somos un grupo conformado. No los puedo abandonar en esta”.
Daniel, por su parte, vive hace ocho años en la calle y hace poco entró en Ecobolsas. Lo ayudó a controlar su adicción a las drogas y a despejar la cabeza. “Estuve alquilando, llegué a trabajar pero no podía mantener el alquiler: mucho trabajo para que me paguen dos mangos”, relata. Además, tiene un nene de dos años: “Vive con la mamá, pero la última vez que lo vi tenía un mes. El problema es que me llevo mal con la madre, aunque lo veo por fotos”, comenta en un tono agriamente alegre. Él está esperanzado con el nuevo empleo que consiguió: “me salió un laburo de pintor de departamentos, pero espero que con el documento que me entregaron hace dos semanas pueda conseguir algo mejor. Ecobolsas es un proyecto muy bueno que nos enseña que se puede salir adelante y pienso seguir en él”, concluye.

Ecobolsas está todos los jueves en el local “Scalabrini Ortiz” ubicado en Monroe y Holmberg, Villa Urquiza, de 10 a 12:30 hs.

Fernando López
Corresponsal en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Comentá esta noticia
Más notas

| 17 de mayo

La Municipalidad de Ushuaia comenzó las inscripciones para el programa «Ushuaia Estudia» con una gran repercusión, brindando ayuda económica a jóvenes que cursan estudios superiores en carreras ...

| 17 de mayo

En el marco del nuevo ciclo de capacitaciones de Educación Financiera, el Ministerio de Economía de la provincia abre las inscripciones a la propuesta denominada “Taller de Presupuesto y Planifica ...