| 10 de septiembre

Colaboración especial: “Nuestra idiosincrasia”

¿Que es el peronismo?; ¿cual es su ideología o doctrina?; un hombre insurgente lo definió así: “el peronismo es un gigante invertebrado y miope”, John William Cooke. Sin antes poder discernir la primera pregunta, se hace difícil arribar a la segunda. Por ende, veamos entonces… toda la historia de la sociedad humana, hasta nuestros días, es la historia de lucha de clases.

¿Que es el peronismo?; ¿cual es su ideología o doctrina?; un hombre insurgente lo definió así: “el peronismo es un gigante invertebrado y miope”, John William Cooke.
Sin antes poder discernir la primera pregunta, se hace difícil arribar a la segunda. Por ende, veamos entonces… toda la historia de la sociedad humana, hasta nuestros días, es la historia de lucha de clases.

Comprender el contexto social, nacional e internacional de aquellos días de júbilo nos permitiría poder obtener y extraer, las ideas fundamentales que caracteriza el pensamiento de una persona, colectividad de una época o de un movimiento político.

Desde la conquista se siente en todo el continente –excepto el área que conformara el núcleo de América anglosajona, alusión al país del primer mundo, con todas las letras y con un poco de sarcasmo trivial, propio de un argentino- que la ley puede ser fácilmente violada. Parafraseando a Guillermo Hudson: “la ley queda allá lejos y hace tiempo” un concepto ineluctable e intrínseco a la realidad social de nuestro amado país.

Alcanzar la ilusión del epígrafe no resulta a menos, revisar un poco nuestra historia y sociedad.

El peronismo no, sino Perón… es la célula de este movimiento tan innovador, candoroso lleno de plausibilidad que lo caracteriza como líder carismático. Se desprende entonces; el poder lograr endentar su esencia lo que conlleva caminar, en el plato con flan con crema.

El péndulo que vira hacia un lado y a otro, acomodándose a las circunstancias que caracteriza cada hecho del desarrollo social, acaparando sectores bravíos de izquierda y nacionalistas de derecha. Pero Juan D. Perón es de izquierda o derecha?  

Desarrollo:

Juan Domingo Perón es un coronel del G.O.U., en el 1941 viaja hacia Europa, para realizar un relevamiento sobre el estudio de los movimientos militares existentes en el viejo continente; en lo que se destaca particularmente los fascis, su máximo dirigente y ex socialista.
La creación de Benito Mussolini no es más, que la obra de la bestialidad del imperialismo, representado en la burguesía local italiana, donde éstos buscaban concentrar cada vez más su hegemonía de poder, ante la sociedad débil y apabullada, por la Primera Guerra Mundial de 1914 donde aun quedan resabios del pasado; nuestra y mejor amiga de los argentinos “La Miseria”, que reinaba en el italianismo decadente.
Este oportunista como, el Coronel, realizan actos paramilitares Milicias Voluntarias para la Seguridad Nacional, mas conocidos como las Camisas Negras (quien dijo descamisados?).
Conseguían el respaldo de la burguesía local, en virtud de que ellos no querían otra Revolución Rusa de 1917 liderada por el populista Lenin; el temor de perder su dominio, hizo que este vivo, ganara sus adeptos hasta el propio gobierno apoyara sus actos de bandolero, reprimir reuniones públicas, sindicales, hasta la protesta e inclusive anarquistas.
En argentina uno de los partidos mas populares, que integro Severino Di Giovanni., referente italiano y miembro activo de la FORA, Federación Obrera Regional Argentina, creada en 1915, que llego alcanzar hasta 200.000 mil militantes, creada tiempo después que Mussolini, aplicara en su país lo mejor de la dictadura, la represión, su mas fiel amiga, con sus cómplices persecución, cárceles a los políticos, hasta la propia muerte como medio de defender lo indefendible, circunstancias que llevara al exilio de miles de italianos. En nuestro país en ataque a la conciencia se creo la Ley de Residencia, realizada en 1904 por el presidente Julio A. Roca que permitía la expulsión del país, a los extranjeros acusados de participar en actividades consideradas subversivas, que esta actitud pecaminosa conlleva a excomulgar a los extranjeros del país; la vivada argentina, contra la actividad anarco sindical que batallo Mussolini hasta su caída en 1943.
Creando en América latina, una nación cosmopolita vista hasta entonces. Con los trabajadores llegaron los patrones, y lo que es peor que con los burgueses arribaron los capitales, hacinados en Buenos Aires, nace nuestra nación macrocéfalo., de ahí que los oriundos de esas tierras se creen los mejores llenando su vacilación de hartazgo pueril. Esta bien dentro de todo pertenece a nuestro país, pero volvamos a los hechos.
El 4 de junio de 1943, se produce un nuevo golpe de estado inspirado por coroneles; un Grupo de Oficiales Unidos (GOU), donde milita Juan Domingo Perón, toma el poder.
Seguidamente se cita una serie de argumentos, de la obra de Marcos Aguinis “un país de novela” del cual extraigo fundamentalmente:
“. . .En uno de sus primeros discursos radiales, el 2 de diciembre de 1943, Perón señala que “los gobernantes no se daban cuenta que la indiferencia que mostraban frente al conflicto social solo servia para difundir la rebelión”. Y lo que el pretende hacer es sofocarla… mediante el control de los rebeldes. Dice en 1944: “no siempre propugnaremos y defenderemos a las agrupaciones obreras, sino que es indispensable disponer de esas agrupaciones para poder cumplir con nuestro cometido”. Confiesa en su famoso discurso ante la Bolsa de Comercio, en 1944:”es preferible saber dar un 30 por ciento a tiempo que perder todo a posteriori”. En 1945 insiste ante el Colegio Militar sobre la urgencia de hacer justicia social y organizar las agrupaciones populares: “es indudable que eso levantara la reacción y la resistencia de esos señores que son los peores enemigos de su propia felicidad, porque por no dar un 30 por ciento van a perder dentro de varios años o de varios meses todo lo que tienen, y además las orejas”. Por segunda vez Perón explicita el costo de la justicia social: 30 por ciento. Que no se alarmen los ricos. También Mussolini fue claro en 1926 cuando creo la institución del Dopolavoro: “Los patrones tienen un interés objetivo en elevar lo mas alto posible el tipo de vida de los obreros, porque significa mayor tiempo de reposo en los talleres, el trabajo es mejor y mas productivo… Un capitalista inteligente no se ocupa solo de los jornales, sino piensa en casas, escuelas, hospitales y en campos de deporte para sus obreros”. . .”
A buen entendedor, pocas palabras… bien; esa madrugada, la conspiración comenzaba a tomar sus primeros latidos, cientos de jóvenes a mal traer quienes juraron por la patria, hoy traicionaban a su país, todo un pueblo vivirá los esbirros de la década infame; compañías de soldados y marines bajo las ordenes de los ilustres, se movilizan hacia la Casa de Gobierno, emplazando las baterías y aquellos camiones que traían, al soldado raso que nada entendía la orden impartida de quien comandaba., para que jurar? sobre una nación y sus símbolos, defender la soberanía si la tratamos como estropajo maloliente.
Sin ofrecer resistencia se apoderan del poder casi sollozando sale el Presidente Ramón Castillo. Se proclama presidente el General Arturo Rawson, con intensiones de declararle la guerra al eje, pero rápidamente es remplazado por el General Pedro Pablo Ramírez, ex-ministro de Guerra de Castillo; a raíz de su premeditación, que atrajo el disgusto y la disidencia de varios generales y coroneles del Ejército admiradores del Reich. Por ultimo Farrel con el apoyo vernáculo de los oficiales sublevados, de disciplina castrense que caracterizaría esta época, toma el poder junto a Perón quien se hace más fuerte.
En especial ante los hechos acontecidos en el terremoto de la provincia de San Juan, miles de muertos, destrozos a gran escala, edilicias, zona declarada insalubre e inhabitable. Rapiñadamente la solidaridad del pueblo se hace sentir, el gobierno particularmente, encomienda a Perón las tareas de abastecimiento y control.     
Desde la Secretaria de Trabajo y Previsión, Perón comienza a cosechar su poder como una gran trilladora de trigo, amontonando legiones de obreros, que ven en el la admiración, de que un milico, los defienda. No podemos desconocer que tras su flamante trono estableció un salario mínimo y mejoro las condiciones de alimentación, vivienda y trabajo de los trabajadores rurales, la creación del seguro social y la jubilación, los Tribunales de Trabajo, la fijación de aumentos salariales y el establecimiento del aguinaldo –el famoso mes tres- además del reconocimiento de las asociaciones profesionales, le brindaron al joven coronel un rápido respaldo., quien veía desde su trono la Secretaria de Trabajo y Previsión, el Ministerio de Guerra y la Vicepresidencia sus logros tenaces, pero ciertos sectores conservadores lo miran con una extraña desconfianza, por el poder que cosechaba.
Sectores reacios del conservadurismo, comienzan a presionar al presidente Farrel, para que intervenga en el camino, la cúpula del Ejército pide su cabeza. El 8 de octubre de 1945 Perón renuncia, el 12 de octubre es detenido y traslado a la Isla Marín García, los días subsiguientes una gran masa popular se organiza en protesta., la movilización conmueve al país, que observa tenaz los sucesos.
Por consiguiente el 17 de octubre, hecho histórico es liberado ante la presión de la masa, sale por los balcones de la Casa Rosada ante la muchedumbre irradiante ante el halo omnipotente de su salvador proclamada idolatra ante la ovación. El país se encuentra dividido, hasta se sintetizo a la movilización agitada por sectores del Ejercito y la Policía. Acto multipartidario donde participaron obreros de todo el país, sectores del comunismo, socialismo, anarquistas, entre otros se manifiestan a favor, en tanto los sectores conservadores veían en el surgimiento de la tendencia fascista nacional, se lo comparo con los llevados a cabo en Italia por Mussolini y Alemania por Hitler.
Habiendo concluido la Segunda Guerra Mundial, conflicto militar que comenzó en 1939 como un enfrentamiento bélico europeo entre Alemania y la coalición franco-británica, se extendió hasta afectar a la mayoría de las naciones del planeta y cuya conclusión en 1945 supuso el nacimiento de un nuevo orden mundial dominado por Estados Unidos y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). Y en ello el nacimiento de la Guerra Fría, pero eso es otro tema.
Dando los primeros pasos, empieza a discernir de que al poder, no puede llegar solo, sino que necesita el apoyo, de los aparatos políticos consagrados. Intenta seducir al dirigente socialista Alfredo Palacios, pero no lo logra, ahora pasa por los radicales. Los que se dividen en dos, opta por quien le brida apoyo la U.C.R. Junta Renovadora, liderado por el entrerriano Hortensio Quijano.
El camino no es fácil, ante todo cuando en el mundo se respira el aire, nazi fascista tarea que el nuevo imperialismo del norte no va permitir su existencia, como así también la Unión Soviética, quienes acaban de excomulgar del mundo la tendencia naciente, dividiéndose Europa a su antojo.
Encuentra la oposición, donde coaligan las tendencias políticas existente en la llamada Unión Demócrata, en la que oficializa la formula Tamborín – Mosca.
La formula Perón-Quijano, toma el poder con el se lleva, la esperanza de todo un pueblo diezmado, por la burguesía local y el imperialismo insurgente.
Trajo al país grandes cambios “sociales”, la sustitución de las importaciones favoreciendo a las grandes urbes y obreros, aumento de sueldos, la reivindicación de la mujer incluyéndola al sistema electoral, reforma constitucional inherente a los derechos universales de los trabajadores y sin olvidar el Estatuto del Peón. Los empresarios locales que se vieron favorecidos, por la neutralidad argentina ante La Segunda Guerra Mundial, hoy se ven protegidos, por el gran recaudador. Potenciando la industria nacional, e industrializando los medios de producción y con ello las relaciones de producción. El país apuntaba hacia una potencia sudamericana, mirada tenaz por el nuevo poder del norte, que con recelo al excluir sus productos no se quedaría de brazos cruzados.
Prontamente sectores del Ejército, la Iglesia, y conservadores comienza la conspiración por verse alejados del gran banquete de la renta del estado. Con ello llegarían los bombardeos de la plaza de Mayo, liderados por el Coronel Benjamín Menéndez, posterior a cuatro meses de los sucesos el gran golpe y el comienzo del interminable exilio.     
El paso por la Republica de Paraguay del dictador Strossner., Venezuela del dictador Batista, Guatemala del dictador Jiménez para terminar en España, del dictador Franco.  
Su encuentro con Ernesto Guevara de la Serna, en España y el dinero que recibía de Cuba mostraba con ello su flaqueza política y una vez mas el péndulo comienza virar de izquierda a derecha. Hay mucho por decir, del viaje al paraguay de Estela de Martínez, con intensiones de conformar un frente y organizarlo con el poderoso empresario Jorge Antonio, para enfrentar al Lobo que día a día capara mas poder a su cántaro, que al final se termino rompiendo… Por enfrentar al patrón, al único autoritario, su muerte a quien se la puede adjudicar?. Vandor hasta intento armar un frente con Agustín Tosco., pero con la maquina no se metan, la verdad duele y no se acepta, para indicar a quien piense distinto de gorila, galerista, cogotudo, comunista, por favor…  

Comparto y apunto la visión de Abelardo Ramos, en decir que: “el peronismo no es socialismo sino que expresa el impulso de un capital nacional de base democrática”, a esto le agregaría, que ese impulso radia en una disciplina castrense y moral sino que ese capital nacional concentrado en la pampa húmeda, por los grandes latifundistas. Para nuestro mal y disolución, el gobierno de Perón en su segunda etapa dejo de ser y apuntar hacia una justicia social, una política soberana y economía libre, como lo quiso poner en la constitución del 49 para luego ser derogada por la dictadura; se arraigo al peor enemigo de los hombres, la ambición pretender mas de que lo excede, tomando todo a su paso, sectarismo es la base de su poder, pero un sectarismo nacional, sin depender de los monopolios extranjeros sino construir uno nacional y con ello el Estado Dictatorial, la concreción del peronismo. De haber seguido hubiese sucumbido en su fracaso.
Es fácil criticar lo hecho, e imponer una percepción desmitificadora antes que reparatoria, pero hoy no es el caso y no va a suceder, desde mi percepción se debería apuntar hacia una política de producción social, de distribución equitativa de todas las riquezas de la sociedad, en la que los medios estén en manos de los trabajadores y no en sectores privilegiados por la renta; la tierra premia sus esfuerzos y sea el fruto la retribución al trabajo realizado. Un Estado Benefactor, y no beneficencia, excluir definitivamente la indiferencia. Y que la solidaridad sea verbo y no adjetivo, de lo esencial, de la nueva argentina.

Gentileza: "Robi Diez"

Comentá esta noticia
Más notas

| 21 de mayo

El rector de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego (UNTDF), Dr. Daniel Fernández, designó a partir del 1 de mayo de 2024 al arqueólogo Martín Vázquez como nuevo secretario de Ciencia y Tecn ...

| 21 de mayo

El pasado viernes, la presidente del Concejo Deliberante de Río Grande, Guadalupe Zamora, junto a la artista plástica Shadra Vargas Martinic, dejaron inaugurada la muestra denominada “Impulso” q ...