Fernández y Schiaretti: ¡Con los jubilados no!


Por Javier Varetto* Una de las variables de ajuste de los gobiernos son nuestros jubilados. Esta es una criticable realidad que se ha dado a través del tiempo y que hoy está más vigente que nunca, por parte de los gobiernos, tanto en el orden nacional como así también en la provincia de Córdoba. 


Aquellos políticos que en las campañas y en las tribunas, prometen aumentos y buen trato a este sector de nuestra sociedad, son los que luego en gestión y ante los apuros financieros, arremeten contra nuestros mayores, que son aquellos quienes ni más ni menos  hicieron una vida de trabajo y aporte, en la lógica de que son uno de los espacios con menor potencialidad para defenderse.


En la nación lo hizo el presidente Alberto Fernandez,  congelando el sistema de movilidad jubilatoria, provocándole a nuestros jubilados pérdidas sustanciales en sus haberes, pero que quede claro no haciendo  algo distinto a lo realizado por la administración anterior de Mauricio Macri, que con un cambio de fórmula en la movilidad, con la previsión macroeconómica existente en ese momento, también le arrebataba parte de sus haberes a los jubilados. 


Es necesario que el Gobierno nacional abandone esta postura de aumentos discrecionales y vuelva a poner en funcionamiento la movilidad jubilatoria. 


No es algo diferente a lo vivido a en la provincia de Córdoba, en cuanto a la apropiación por parte del Gobierno provincial de parte del haber de los ancianos cordobeses, con la aprobación de una reforma previsional por parte del Ejecutivo encabezado por Juan Schiaretti, en una acción comando que provocó el cambio de condiciones, armonizaciones y en definitiva ajustes en los haberes jubilatorios.


Es imperioso que el gobierno de Hacemos por Córdoba retrotraiga esta legislación, cese con la nefasta intervención de la Caja de Jubilaciones de la provincia y con sus desmanejos financieros y de gestión.


Cada uno de los gobiernos, tanto el de Fernández cuanto el de Schiaretti, así como lo hicieron antes otros gobernantes, recortaron y ajustaron a uno de los sectores más débiles de la sociedad, sin buscar otras alternativas, reducir gastos o generar los reacomodamiento necesarios para no afectar a nuestros ancianos, por lo que como ciudadano expreso y lo deberíamos hacer todos como sociedad: ¡CON LOS JUBILADOS NO!


 


*Varetto es secretario general de la Organización de Trabajadores Radicales (OTR) a nivel nacional. 


 

Comentarios