Grooming: La Policía de la provincia realizó allanamientos en el centro de Ushuaia tras recibir denuncias de imágenes de menores en la web

Durante el transcurso del año 2020, desde diferentes comisarías de la ciudad de Ushuaia se recepcionaron diversas denuncias penales en donde mujeres y familiares, entre ellas victimas jóvenes menores de edad, dieron aviso a las fuerzas de seguridad sobre distintas publicaciones de fotografías particulares, donde las víctimas eran reflejadas en posteos dentro de un sitio web pornográfico para adultos que ofrece contenido sexual explicito entre diferentes usuarios de esa web.

La gravedad del asunto fue que, más allá de las publicaciones realizadas en perjuicio y menoscabo del honor y a la propia imagen de las víctimas, se habían publicado imágenes jóvenes menores de edad lo cual agravaba mucho mas el tenor de las denuncias que concentraban directamente a un usuario particular de esa web pornográfica y otros usuarios que retroalimentaban las publicaciones denunciadas.

En virtud de lo expuesto, la Policía provincial, por intermedio del personal especializado en la materia de ciber crimen dependiente de la División Delitos Complejos Ushuaia; tras llevar a cabo una intervención en la totalidad de los asuntos denunciados, se abocaron a realizar las averiguaciones pertinentes a fin de recolectar indicios necesarios que puedan determinar la identidad de la autoría de estos ilícitos perpetrados, en donde cuyos autores distribuyeron y retroalimentaron imágenes de las víctimas, entre ellas menores y mayores de edad, para publicarlas y ofrecerlas en páginas web pornográfica de contenido sexual explicito.

En ese contexto de delito que aborda una investigación netamente informática, la intervención policial de investigación criminal tuvo lugar en diferentes requerimientos solicitados que fueron surgiendo en la pesquisa y direccionados por el Juzgado de Instrucción N° 1 interviniente, a cargo del Dr. Javier Ignacio De Gamas Soler, donde (y en base a la colección de fuertes indicios de convicción), se logró establecer la posible autoría de los hechos, recaída en la figura de dos sujetos mayores de edad residentes de esta localidad de nombre M.G y R.G, quienes se domiciliarían en una vivienda sito en Juana Fadul al 400 de la capital.

Finalmente el tribunal interventor a raíz de estas pruebas orientadas, dispuso a la División Delitos Complejos llevar adelante la concreción de diversas medidas de orden legal, entre ellas allanamientos, requisas personales y secuestros, en el ámbito de los domicilios de los involucrados en la investigación, lográndose comprobar entre diferentes elementos probatorios la identidad de los sujetos sospechados y la recolección de diversos elementos de interés para la investigación como ser diversos equipos informáticos. A raíz de ello, se agrega además que las pericias forenses preliminares realizadas por la unidad policial interviniente, sostendrían la hipótesis planteada por los investigadores, habiéndose localizado en dichos secuestros, vehementes indicios de interés que comprometerían la situación procesal de los implicados.

En ese sentido y siguiendo con las instrucciones impartidas por el Juez interviniente, se procedió a notificar a los implicados de Derechos y Garantías, actualización de prontuario y norma de conductas sociales bajo estrictas medidas de cumplimiento. La respuesta de la Policía provincial para contrarrestar el hecho de ciberdelito fue rápida y acertada en un contexto de Pandemia como es el que actualmente nos amenaza, tal el Covid19, encaminada a proteger a la sociedad frente a estos graves tipos de delito cuyo compromiso de las autoridades en la materia forma parte como pilar primordial de la política criminal.


Comentarios