Se reunió la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados para debatir el proyecto de ley de emergencia turística


Este martes se debate en la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados de la Nación el proyecto de ley de emergencia turística cuyo objetivo es dar previsibilidad en el marco de las asistencias crediticias, así como también de beneficios impositivos, pago de salarios complementarios y condiciones tras reprogramación de servicios turísticos, para operadores del sector que vieron afectados sus ingresos luego de haber sufrido la cancelación en los servicios aéreos, marítimos, fluviales y terrestres, asì como también el funcionamiento de la hotelería, excursiones, logística, etc. 


 


En un encuentro que la representante de operadores locales, Paola Priotti (contadora pública nacional, propietaria de una agencia con más de 20 años de trayectoria e integrante de la Cámara de Comercio de Río Grande y la Cámara de Comercio de la Mujer), sostuvo con los diputados nacionales de la Unión Cívica Radical (UCR) - Gustavo Menna (Chubut), Alfredo Cornejo (Mendoza), Roxana Reyes (Santa Cruz y Lorena Matzen (Río Negro), la empresaria presentó un informe con observaciones que serán impulsadas por los parlamentarios y para las cuales esperan el acompañamiento de los parlamentarios fueguinos, más quienes integran la comisión. Resta conocer el consenso del texto con el bloque del Frente de Todos, para cuya finalidad esperan contar con el aporte de la diputada de FORJA, Mabel Caparrós. 


 


De acuerdo a estadísticas del Instituto Fueguino de Turismo (INFUETUR), más del cincuenta por ciento de los turistas que arriban a Tierra del Fuego son extranjeros, constituyendo el arribo de cruceros uno de los medios de arribo de mayor importancia. La parálisis de la actividad para nuestra provincia desde la declaración de la cuarentena por la pandemia de Covid-19 a mediados de marzo, ya representa un impacto negativo en el empleo y la capacidad instalada cuya relevancia no puede ser ponderada dadas las condiciones de volatilidad en que se encuentra, pese a que el Gobierno de la provincia ya anticipó que el próximo 8 de julio se hará la inauguración oficial de la temporada de invierno. 


 


De acuerdo a estadísticas oficiales, durante la temporada 2019, la provincia recibió un total de 84182 turistas que llegaron por vía aérea o terrestre entre los meses de junio y septiembre. Dichas cifras representaron un aumento interanual positiva en un 14.6 por ciento. Si bien se proyectaba una gran temporada en el corriente año, la suspensión de los vuelos internacionales y de cabotaje (restringidos a los denominados vuelos humanitarios o de repatriación) y las dificultades para trasladarse de quienes solían viajar, hace que sea altamente improbable que haya una recuperación del sector turístico. 


 


En tanto, la temporada estival que se extiende de octubre a marzo y en donde se advierte la importancia del turismo de cruceros que usan a la ciudad de Ushuaia como escala para dirigirse a los fiordos chilenos y la Antártida, son los meses de enero y febrero los que registran mayor afluencia de visitantes, con más del 50% de los turistas de la temporada. En este sentido, la planificación de la modalidad de retorno de los vuelos internacionales y la búsqueda de terminales alternativas -como las ciudades de Córdoba o Mendoza-, son las principales preocupaciones de un sector que no avizora un horizonte propicio para la sostenibilidad de la actividad.


 

Comentarios