• Miercoles 08 de Diciembre 2021

La Cátedra Libre de Pueblos Originarios de la UNTDF repudió el asesinato del joven mapuche en El Bolsón

La Cátedra Libre de Pueblos Originarios de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego, AeIAS, adhirió a un comunicado para expresar un enérgico repudio ante el lamentable asesinato de Elías Garay, un joven mapuche de la comunidad Lof Quemquemtrew, durante un episodio de violencia en el que se intentó nuevamente acallar a las comunidades indígenas de la Patagonia que buscan recuperar sus territorios originarios. El ataque fue perpetrado este domingo en El Bolsón, provincia de Chubut, cuando dos hombres armados vestidos de civil ingresaron al predio de Cuesta del Ternero. Otro joven quedó herido de gravedad.
 
Ante esto trágico hecho, que se suma a la escalada de violencia a la que son sometidas las comunidades indígenas, desde la Cátedra Libre de Pueblos Originarios de la UNTDF se sumaron con profunda tristeza e impotencia la siguiente proclama:
 
"OTRA MUERTE MÁS Y YA HABLAR DE CONSTERNACIÓN ES POCO"
 
Hace días la recuperación territorial llevada adelante en la Lof Quemquemtrew estaba siendo acompañada por un campamento humanitario. La presencia de personas mapuche y no mapuche obraban de testigos y cordón protector entre las fuerzas policiales y las personas que llevan adelante dicha recuperación. Respondiendo al espíritu de diálogo desde siempre sostenido por la comunidad, hace dos días el acampe se levantó luego de 52 días.
 
Ayer, 21 de noviembre a las 15:30 los teléfonos comenzaron a sonar con mucha desesperación en la voz. Dos personas no identificadas entraron al territorio –rodeado por fuerzas policiales—con la excusa de cazar. Cuando los integrantes pidieron que se retiren porque no podían cazar ahí, ambos hombres comenzaron a disparar. Fusilaron con un tiro en la cabeza a Elías Garay de 29 años, y acribillaron en el estómago a Gonzalo Cabrera quien pelea por su vida en el Hospital de EL Bolson.
 
Hablar de consternación es poco. Y sólo nos quedan abiertas preguntas dolidas que tenemos que empezar a hacernos para salir de este estado de peligroso acostumbramiento a lo impensable.
 
¿Desde cuándo nos deja de conmover que se asesine a un joven mapuche y se hiera gravemente a otro? ¿Desde cuándo no nos sorprende ni inquieta que dos personas armadas, circulen a campo traviesa, superen una barrera de fuerzas de seguridad que no puede ser cruzada por nadie, y lleguen para abrir fuego contra personas claramente desarmadas? ¿Desde cuándo nos parece pensable que en El Bolsón, pueblo chico donde todos se conocen, particulares de a caballo y vestidos de gaucho persigan con disparos de arma de fuego, cuchillos y palos a quienes manifiestan su enojo y desconsuelo frente al hospital donde pelea por su vida la persona herida?
 
A quienes firmamos esto, estas preguntas nos duelen tanto como nos comprometen a demandar que:
 
- Cesen de operar las distintas vías por las que sistemáticamente se alientan discursos de odio contra integrantes del pueblo Mapuche-Tewelche, pues ello solo genera y legitima más violencias.
 
- Se hagan responsables los funcionarios federales y provinciales correspondientes de impedir con su inacción toda forma "privatizada" de violencia, así como de alentar hostigamientos sistemáticos, aunque amparados en los “marcos legales” de actuación de las fuerzas de seguridad.
 
-  Se reconozcan e implementen de una buena vez los derechos constitucionalmente reconocidos a los pueblos originarios, honrando las formas debidas de consulta y consentimiento previo, libre e informado.
 
- Se esclarezcan y sancionen definitivamente los asesinatos y acosos perpetrados.
 
Firmamos entonces esta demanda porque sabemos que callarnos nos aleja cada vez más de lograr convivencias justas, predecibles y plurales. Firmamos esto porque mirar para otro lado es hacerle el juego y dejar impunes a los autores intelectuales y materiales de tanta injusticia y desvarío. Firmamos esto, porque nos negamos a aceptar mansamente que ciertas vidas valen menos o son más matables que otras.
 
 
 
Claudia Briones DNI 13103570, Bariloche, Río Negro
 
Ana Margarita Ramos DNI 22549272, Bariloche, Río Negro
 
Mercedes Barros DNI 23439743, Bariloche, Río Negro
 
Mario Pecheny, DNI 20404054, Ciudad de Buenos Aires
 
Daniel Mato DNI 8.297.000, Ciudad de Buenos Aires
 
Sebastian Barros DNI 20238185, Comodoro Rivadavia, Chubut
 
Felix Diaz DNI 13.959.529,  qarashe de la comunidad qom Potae Napocna Navogoh, Formosa
 
Alcida Rita Ramos RG 318 261 SSP-DF, Brasilia, Brasil
 
Rosamel Millaman Reinao, UCT, Temuco Chile
 
José Quidel Lincoleo, UNICAMP, Brasil
 
Morita Carrasco DNI 569901, Ciudad de Buenos Aires
 
Claudia Salomon Tarquini, DNI 22.676.405, Santa Rosa, La Pampa
 
Valeria Mapelman DNI 21482309, Ciudad de Buenos Aires
 
Lorena Cardin DNI 22110057, Bariloche, Río Negro
 
Valentina Stella DNI 31083657, Dina Huapi, Río Negro
 
Malena Pell Richards DNI 39918939, Bariloche, Río Negro
 
Mariel Bleger DNI 34490342, Bariloche, Río Negro
 
Eva Muzzopappa DNI 23472996, Bariloche, Río Negro
 
Marcela Tomas DNI 17480023, Bariloche, Río Negro
 
Kaia Santisteban DNI 35818101, Bariloche, Río Negro
 
Aymará Barés DNI 28.776.260, El Maitén, Chubut
 
Rodrigo Moulian, rut 9025932-6, Valdivia, Chile
 
Karina Bidaseca DNI 18089320, Ciudad de Buenos Aires
 
Ayelen Fiori DNI 33862291, Trevelin, Chubut
 
y siguen las firmas….
 
ADHESIONES: https://chng.it/C6FZrPM4
 
 
 
Cátedra Libre de Pueblos Originarios
 
Universidad Nacional de Tierra del Fuego, AeIAS
 
 
 

Comentarios