• Domingo 07 de Marzo 2021

Ledesma y su ventajismo para recibir la vacuna contra Covid19: Vuoto mira para otro lado en lugar de pedirle la renuncia

Así como Alberto Fernández tuvo un Ginés González García acusado de instalar un mecanismo paralelo de vacunación para amigos personales (según delató el periodista Horacio Verbistky que admitió "puentear" todas las instancias de inscripción aprovechando su relación personal con el renunciado ministro), en Ushuaia se desató un escándalo similar pero sin consecuencias con el subsecretario de Seguridad Urbana de la Municipalidad, Alejandro Ledesma, ex dirigente de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad (ATSA) y ex titular de la Dirección Provincial de Energía (DPE) durante el gobierno de Rosana Bertone. Ledesma, en septiembre de 2020, fue procesado en la causa por adquisición de equipamiento por el que se pagaron dos millones de pesos, equipamiento que jamás fue entregado al ente presidido hasta 2019 por el mencionado. 
Si bien Ledesma realizó un descargo a través de sus redes sociales, las explicaciones fueron, de mínima, insatisfactorias. ¿Por qué Ledesma tendría prioridad para vacunarse contra Covid19 cuando hay médicos, camilleros y enfermeros del Hospital Regional Ushuaia que aún esperan la llegada de dosis de vacunas Sputnik V? Suponiendo, como se dijo, que Ledesma está expuesto en virtud de las funciones inherentes a la Subsecretaría que ocupa: ¿No sería más sensato que los primeros en ser vacunados fueran los inspectores que día tras día están en las calles de Ushuaia mucho más vulnerables y expuestos? A nivel nacional, el reconocido cómico Enrique Pinti contó en declaraciones que le ofrecieron recibir la vacuna Sputnik V antes que otros, dada su condición de famoso. Afirmó que rechazó tajantemente dicho ofrecimiento. ¿Ledesma sabrá que también podía rechazar tajantemente dicha posibilidad o prefirió sacar ventaja sin la más mínima conciencia de las consecuencias de sus actos? 
Todavía no se sabe si Ledesma será removido de su cargo. El intendente Walter Vuoto no es, precisamente, quien se caracteriza por ser eficaz y expeditivo a la hora de remover funcionarios con polémicos antecedentes. Suele ser más sumamente contemplativo con quienes ejercen indebidamente sus funciones, tal el caso de Gustavo Rodríguez, ex secretario de Hacienda que, hecho un manojo de nervios a la hora de explicar ante el Concejo Deliberante el pedido de endeudamiento, optó por recurrir a la violencia. ¿Cuánto tiempo esperará Vuoto para soltarle la mano a Ledesma? ¿Lo hará realmente? 
 

Comentarios