Tras un acto de homofobia de Castellucci, la UNTDF decide separar preventivamente a un docente de la lista Hacer Plural

La Universidad Nacional de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur (UNTDF) nuevamente es protagonista esta semana de dos hechos polémicos: un acto de homofobia de parte de su rector, ingeniero Juan José Castellucci, en una videoconferencia junto al intendente de Ushuaia, Walter Vuoto, y el humorista Dady Brieva; y la separación preventiva del docente de la cátedra de Epistemología de Ciencias Sociales, Pablo Sulima, tras la denuncia que el centro de estudiantes (alineado con el oficialismo y brazo estudiantil de Castellucci) presentara, tal como lo informáramos en este medio en http://www.contextosfueguinos.com/noticias/leer/14849-denuncian-a-docente-de-la-untdf-por-acoso-y-persecuci-n-ideol-gica.htmlhttp://www.contextosfueguinos.com/noticias/leer/14876-el-centro-de-estudiantes-de-la-untdf-contin-a-denunciando-a-un-docente-por-utilizar-estudiantes-para-fines-personales-y-no-pedag-gicos.html
 
En el Dictamen del área jurídica de la Universidad (el cual no lleva firma ni número identificatorio) incluso se hace referencia a una presunta "revictimización" por parte de este medio de comunicación. Lo concreto, sin embargo, es que Contextos Fueguinos (del que se desconoce la procedencia según la asesoría letrada de la Casa de Estudios), fue contactado por Reinaldo Lencina, miembro de la agrupación Megafón que dirige el centro de estudiantes para ejercer el derecho de réplica el día 1 de mayo tras la publicación de la primera noticia, en donde se le informó de los canales de contacto para ejercer dicho derecho que, además, es de carácter constitucional. El día 5 de mayo, antes de publicar la segunda noticia, este medio se volvió a contactar con Lencina a fin de insistir con el pedido de que la agrupación ejerza su derecho de réplica de modo de garantizar la pluralidad de voces en un asunto tan delicado como el que nos convoca. Lencina no sólo no se volvió jamás a comunicar: tampoco ejerció su tan mentado derecho de réplica a punto tal que desde Contextos Fueguinos se le pidió la opinión ya que nunca se envió una nota desde la agrupación que integra y que actualmente motoriza la denuncia. 
 
Sulima, por otro lado aunque no menos importante, es integrante de la lista Hacer Plural, que recientemente fue fuertemente criticada por el oficialismo por comparar a Castellucci por el dictador Leopoldo Fortunato Galtieri que dijo que "las urnas están bien guardadas". Pese al fuerte mensaje, no es algo descabellado comparar la actitud de quien hoy es rector de la UNTDF. Peluquerías, comercios, incluso gimnasios, están reabriendo sus puertas y retomando sus actividades previa aprobación de un protocolo sanitario para garantizar condiciones de salubridad. ¿Cuánto le podría costar a la UNTDF elaborar un protocolo sanitario que permita, con medidas de distanciamiento y evitando aglomeración, votar a cada empadronado de los distintos claustros? 
 
Si bien la separación preventiva que se dictó sobre el docente Sulima constituye una tramitación de rutina frente a cualquier tipo de investigación, resulta bastante sorprendente el accionar del propio centro de estudiantes que pareciera tomar una actitud bastante definida. Los argumentos del área jurídica tomarían un cariz lleno de subjetividades cuya comprobación resultaría una tarea quijotesca para quien quisiera determinar el grado de culpabilidad frente a las acusaciones que se yerguen sobre el docente. 
 
Más sorprendente que esto resulta que, en un caso como el de las expresiones de homofobia y con claro tono burlón de Castellucci cuando Brieva relata que "un día Mirtha Legrand me preguntó por qué soy peronista y le dije que por la misma razón que no soy puto: la verdad que no lo sé", provocando un "festejo" por parte del rector y del propio intendente Vuoto, no se haya pronunciado ningún actor de la UNTDF en repudio de la actitud de su máxima autoridad. En tiempos en los que se pregona un giro de 180 grados en materia de diversidades sexuales y de género (algo que la propia UNTDF enarbola), hacer referencia al término denigratorio "puto" mientras se persigue a un docente que, casualmente (o no), forma parte de la lista opositora a Castellucci, es mínimamente contradictorio. 
 

Comentarios