Un vecino de Andorra denunció que le usurparon la vivienda mientras se había retirado durante la cuarentena por motivos justificados

En el barrio Almafuerte del Valle de Andorra, una persona se retiró de su vivienda por 2 días por motivos justificados y cuando regresó había gente viviendo en su casa. El hombre identificado como  Federico Ramírez Mejía quedó en situación de calle, efectuó la denuncia en la comisaría del barrio y su abogada se comunicó con la fiscalía de turno para solicitar la “exclusión” de quienes habían usurpado la casa, como una medida cautelar. La primera noche durmió en su auto, hasta que consiguió que un amigo lo alojara por unos días en su vivienda.
 
Estando  en la casa del amigo, al vehículo se le salió el freno de mano, y golpeó a un pilar de luz, al lugar concurrió la policía. Cuando le pidieron documentación  le iniciaron un proceso por violación del decreto de necesidad y urgencia (DNU), porque no se encontraba en su casa, le incautó el auto  y lo detuvieron.
 
Las  dos personas que están actualmente en la casa de Andorra, fueron  identificadas como Franco Emanuel Gudiño y Gisela Analía Gallo.
 
La abogada Solange Verón, relató que “El señor tiene una mejora en el barrio Almafuerte, tenía más de ocho meses viviendo ahí, cuando se retiró del hogar y regresó el 7 de mayo había una familia viviendo ahí. La familia ya tenía vivienda, no era el caso de una familia en situación de calle. Viendo el contexto de cómo se dio la cuestión, es una vulnerabilidad, vieron a una persona sola, que en determinadas ocasiones se retiraba a trabajar y vieron la oportunidad para ingresar”.
 
Mientras avanza el proceso judicial por la usurpación, el hombre lo dejaron en situación de calle y lo detuvieron por violar la cuarentena y le incautaron el auto, continúa atravesando una situación de extrema vulnerabilidad “sin recibir ayuda social de ningún tipo”, denunció su abogada.
 
 
 

Comentarios