Melella dio marcha atrás con los vuelos a la provincia tras la protesta de vecinos de Río Grande

Luego del cacerolazo en Río Grande para rechazar los vuelos al aeropuerto de esa ciudad, el gobernador Gustavo Melella dio marcha atrás con el pedido a Aerolíneas Argentinas para que se destinen dos vuelos a esa terminal aérea y anunció la contratación de un vuelo sanitario mientras dure la cuarentena. La medida  se debe a los fuertes reclamos encabezados por el Intendente y  concejales de Río Grande  y la protesta de los vecinos de esa ciudad en las redes sociales y con un masivo cacerolazo durante la noche.  Los vecinos de esa ciudad  se negaron recibir pasajeros en ese aeropuerto, teniendo en cuenta que hasta el momento no hay casos de coronavirus allí.
 
El Gobierno de la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur solicitará a Aerolíneas Argentinas la suspensión de los dos vuelos semanales al Aeropuerto de Río Grande y se determinó la contratación de un vuelo sanitario que garantice la provisión de medicamentos, insumos y profesionales médicos que sean necesarios durante el tiempo que dure la cuarentena por la pandemia del COVID-19.
 
En sus redes sociales, el mandatario señaló:
 
Es importante que las vecinas y vecinos de la provincia sepan que el pedido a la empresa de bandera de establecer dos vuelos que unieran a Tierra del Fuego con el continente respondía a la necesidad de mantener la conexión aérea en el marco de las acciones operativas decididas para mitigar la propagación del coronavirus.
 
Luego de que Aerolíneas Argentinas decidiera suspender toda su operatividad en la aeroestación de la capital fueguina, se tomó esta determinación en virtud de un análisis profundo, con solo fin de que Tierra del Fuego, provincia aerodependiente, tuviera garantizada la provisión de insumos médicos, reactivos y la llegada de profesionales como terapistas pediátricos.
 
Tierra del Fuego ha estado a la vanguardia de las medidas para contener la propagación del COVID-19, acciones que luego el Gobierno Nacional decidió para todo el territorio nacional.
 
Pero la Isla necesita sostener la conectividad aérea precisamente para sostener las acciones y garantizar la salud pública. Son tiempos en que debemos ser solidarios entre todos.
 
El temor está presente en todos. Es comprensible. Y nuevamente hemos escuchado el reclamo de los y las vecinas principalmente de Río Grande, a pesar de que ha sido dispuesto un operativo sanitario riguroso para la llegada de aquellos fueguinos que hoy, con todo derecho, quieren estar en su hogar.
 
Se solicitará a la empresa de bandera la cancelación de los dos vuelos semanales a Río Grande y el Estado Provincial solventará el alquiler de un servicio sanitario que permita la llegada a la isla de los medicamentos, reactivos y especialistas médicos para todos los fueguinos durante el tiempo en que dure la cuarentena.
 
Al mismo tiempo se comenzará a trabajar para conseguir un espacio en Buenos Aires para que los fueguinos varados puedan contar con un sitio donde quedarse en la cuarentena y recibir la asistencia que merecen de parte del Estado de su provincia.
 

Comentarios