Trump advirtió que un juicio político en su contra derivaría en una guerra civil en los Estados Unidos

En medio del proceso de juicio político en su contra activado por el Partido Demócrata, el presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump volvió a ser foco de críticas por sugerir que si finalmente es destituido por el Congreso en Estados Unidos podría haber una nueva guerra civil. El mandatario sugirió dicha posibilidad tras replicar desde su cuenta de Twitter un mensaje que escribió el pastor del Estado de Texas, Robert Jeffress, uno de sus partidarios más fervientes desde 2016. "Si los demócratas logran obligar al presidente a abandonar su cargo, dará lugar a una fractura digna de la guerra civil de la que nuestro país nunca se curará”, dijo Jeffress.
 
Asimismo, en una sucesión de numerosos mensajes en la red del pajarito, Trump llegó a sugerir este lunes por la mañana que arrestaran por “traición” al congresista demócrata Adam Schiff, que supervisa la investigación del Congreso. “Adam Schiff hizo, ilegalmente, una declaración FALSA y terrible, sobre mi intercambio con el presidente ucraniano (...) No guarda ninguna relación con lo que yo dije en la llamada. ¿Arresto por traición?”, señaló.
 
Recientemente, hace puntualmente seis días, los demócratas abrieron una investigación contra el mandatario republicano para iniciar un proceso de destitución. Si la Cámara de Representantes, en manos de la oposición demócrata, vota a favor de una “impeachment”, la medida debe ser votada en el Senado, de mayoría republicana. Trump asegura que no hubo nada de malo en su conversación telefónica con el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, para así denunciar posteriormente una “caza de brujas” orquestada, según él, por quienes no pudieron derrotarlo en las urnas.
 
“Esta llamada fue perfecta”, reiteró el magnate inmobiliario en el Despacho Oval, acusando una vez más al denunciante detrás del caso de dar información inexacta. Conciente del impacto que podría tener esta investigación en las elecciones presidenciales de noviembre de 2020, en las que intenta buscar un segundo mandato, Trump ha multiplicado sus ataques verbales en los últimos días.
 
Un nuevo sondeo de la Universidad de Quinnipiac podría ayudar a reforzar las preocupaciones del presidente estadounidense. La consulta muestra un salto entre los que creen que debería ser destituido de 37% hace una semana a 47% esta, aunque es el mismo porcentaje de quienes consideran que no debería salir.
 
Como un factor agravante, representantes demócratas en el Congreso exigieron que su abogado personal Rudy Giuliani entregue los documentos relacionados con la investigación sobre la presunta presión ejercida por Trump sobre su homólogo ucraniano para investigar a Joe Biden, su posible adversario demócrata en los comicios generales de 2020.
 

Comentarios