Productores fruteros protestaron en Plaza de Mayo: Colas de hasta tres cuadras para conseguir manzanas, peras, naranjas y mandarinas

Productores de fruta repartieron el martes por la tarde en la Plaza de Mayo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, alrededor de 20 mil kilos de manzanas, peras, naranjas y mandarinas, como forma de denuncia de que mientras el kilo de manzanas se vende a 70 pesos a los consumidores, los productores perciben apenas 6. En el caso de los citrus, la relación es de 30 a 3 pesos. Los dirigentes de las Federaciones que llevaron adelante la protesta advirtieron que estas distorsiones ponen en peligro a más de tres mil productores primarios de Río Negro, Neuquén y Entre Ríos, que están dejando incluso pudrir parte las cosechas porque les los números no son para nada rentables. En este marco, pretendían ser recibidos por el ministro de Producción y Trabajo de la Nación, Dante Sica, que los hizo esperar desde el mediodía a las seis de la tarde pero no los recibió.
 
En la plaza, jubilados, vecinas y desocupados hicieron colas de hasta tres cuadras para llevarse unas frutas. Enterados por la publicidad de la movida, ya desde las ocho de la mañana empezó a llegar gente para esperar la llegada de los camiones de los que sería descargada la mercadería. A las diez, cuando comenzó el reparto, las filas daban la vuelta a la plaza, desde la esquina del Cabildo, en la Diagonal Sur, hasta más allá de las rejas que rodean la Casa Rosada.
 
La Federación de Productores de Fruta de Río Negro y Neuquén y la del Citrus, de Entre Ríos, reclaman “una política de regulación que garantice una distribución justa de las ganancias”. Muchos de sus productores fueron votantes de Cambiemos, hoy desencantados por los resultados de las políticas económicas.
 
“Con el gobierno anterior teníamos un techo muy bajo porque estaba cerrada la exportación, pero con éste el consumo interno bajó. Dentro de todo, eso era mejor, porque ahora se abrió la exportación pero las cargas impositivas son altas, no se ha cumplido con nada de lo que prometieron. El mercado está abierto, pero no hay forma de competir”, definió Ariel Borgo, productor de citrus de Federación, Entre Ríos. En la provincia durante el kirchnerismo tuvieron centro las protestas contra las retenciones y, sin dudas, había expectativas en la llegada de Cambiemos al gobierno. Borgo le reproché también al PRO “no haber avanzado con la reforma laboral”. Este reclamo no es expresado institucionalmente, pero está en el tono de muchos de los hombres de campo, dueños de fincas de 15 o 20 hectáreas, que llegaron a la Plaza de Mayo con la protesta.
 
Carlos Ilu, productor de manzanas y peras de Río Negro, contó en declaraciones reproducidas por Página 12 que hace doce años eran 10 mil productores en el Valle de Río Negro “y hoy quedamos 1700”. “Se concentró la producción con la entrada de empresas multinacionales, que compraron grandes extensiones, pero que hoy también ellas están trabajando al mínimo, porque los números no dan para nadie”. Ilu cuestionó la falta de regulación del Estado en la intermediación comercial, por un lado, y lo que calificó como una excesiva carga impositiva, por el otro.
 

Comentarios