"Cambiemos tiene una conducta antisindical que desconoce los derechos de los trabajadores"

Los trabajadores de la Casa de Gobierno y de la Jefatura de Gabinete del Gobierno Nacional debían realizar el miércoles las elecciones internas para las Juntas de Delegados, pero los primeros se llevaron una ingrata sorpresa cuando intentaron instalar las urnas para la votación. Desde el sector de la Casa Rosada se les comunicó a los representantes sindicales que no tenían autorización para llevar adelante el acto electoral en el interior del  edificio.
 
“Las autoridades de la Casa Rosada y el Ministerio de Modernización, desconocen los derechos de los trabajadores, a tal punto que no solo no dejan realizar la elección en el lugar de trabajo, sino que impide hacerlo en la vereda y amenaza con reprimir a los trabajadores”,  señaló Valeria Taramasco, Secretaria de Comunicación de ATE Capital.
 
La medida, además de insólita, no tiene antecedentes ya que históricamente las elecciones para delegados gremiales se hicieron sin ningún inconveniente en el interior de la Rosada. Además, vulnera de manera extemporánea el derecho al ejercicio de la actividad sindical debidamente reconocida por ley en el lugar de trabajo.
 
Los delegados insistieron de manera reiterada ante las autoridades de Balcarce 50 pero obtuvieron una respuesta que le daba más incredulidad a la situación que vivían: “hagan la elección si quieren, pero de la Pirámide de Mayo para atrás. Aquí (en la casa de gobierno) no”.
 
Finalmente, los trabajadores de la Casa de Gobierno pudieron llevar adelante la elección pero en la Plaza de Mayo, ante la cerrada negativa de las autoridades quienes aplicaron una vez más una conducta abiertamente antisindical, como la que vienen demostrando desde que asumieron el Gobierno.
 

Comentarios